Páginas

Estoy mal, pero en New York

Hay un dicho muy usado por nosotros, los dominicanos, el cual se dice cuando preguntan que cómo la está pasando y la otra persona contesta:"Mal, pero en New York".

La respuesta suena como un relajo o algo jocoso, pero encierra algo de verdad de quien la dice; indicando que persona no le está yendo como quisiera, pero de todos modos está en los Estados Unidos.

Pero muchos de lo que gustan usar esa expresión, sin lugar a dudas les gusta vivir en New York, pero no le gusta bajar el lomo, es decir trabajar.

Y la realidad es que aquí venimos a trabajar, no a estar doblando esquinas sin hacer nada. Aquí se gana la peseta, pero hay que sudarla, y precisamente muchos no están dispuestos a eso.

Yo nunca uso esa expresión, porque no estoy mal de dinero ni le debo nada a nadie. No soy rico ni mucho menos, pero tengo lo que deseo comprar y tener, sin vivir una vida de lujo. Pero me siento bien por lo que he obtenido de la vida.

Con mucho orgullo puedo decir "que estoy bien y en New York. Claro tengo que trabajar, pero mientras tenga salud, no hay motivo para no hacerlo.