Páginas

la obesidad infantil


Mucho se habla sobre el peligro de la obesidad en los niños. Por tal razón hay que tener mucho cuidado con la comida. Como es bien sabido a los niños les encanta comer comida chatarra. Comer cosas que no alimentan y que producen colesterol.

Los padres se preocupan para que los hijos coman bien. Si lo ven muy delgado lo presionan para que coma mucho o si está obeso tambien se preocupan. Un muchaco obeso y comelón está muy propenso a desarrollar diabetes o tener el colesterol elevado.

Yo prefiero ver a mi hijo delgado pero en salud y no barrigon. Aunque los médicos están hartos de decir que la gordura no es sinónimo de salud, aun asi, a muchos padres les encanta ver a sus hijos "gordos y colorados".

El peligro de la obesidad en los niños es que si en el desarrollo estan pasados de peso, van a crecer de esa forma y más adelante será muy dificil bajar de peso. Asi que lo mejor es controlarle todo lo que comen. Y nosotros como padres darle el ejemplo, ya que en muchos casos en los cuales uno ve un muchacho pasado de peso los padres están iguales. Si los padres tiene mucho apetito, cocinaran y serviran mucha comida, dandole el mal ejemplo a sus hijos. Los padres deben predicar con el ejemplo.

5 comentarios:

Juana dijo...

Hola, los padres ya deben dejar la costumbre de querer ver a sus hijos "gordos y coloraos", muchas veces son los padres que dan los primeros pasos para que el niño sea obeso y despuès quieren que el niño se ponga en forma y ya es tarde.

Se debe dar de comer al niño para que se alimente y se nutra, pero no para que engorde. Que ignorancia pensar que un niño està bien de salud porque està gordito !!

Mis Huellas dijo...

Buen post. Fijate que en la cultura dominicana se le pone enfasis a que los niños esten gorditos siempre. Es un simbolo de salud para ciertas culturas. Creo que es una ignorancia y tambien influenciado por la pobreza de los pueblos.

La cuestion es proveerles a los niños una dieta balanciada.

Buen informe tocayo

Anónimo dijo...

Muy buena entrada sobre este tema. Ignorancia y malos hábitos de los padres se mezclan con las tentaciones que aparecen en anuncios y en plena calle.

Saludos

Rocío

Enny D. Pichardo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Enny D. Pichardo dijo...

Oye, este post esta super interesante. Sabes? Una vez entreviste a una doctora, autora de un libro titulado, 'Gorditos doesn't mean healthy', o 'Gorditos no significa saludables', y me parecio interesante lo que me dijo: "que los primeros responsables son los padres".
Muchos padres me han dicho que ser progenitores de un niño gordito, no ha sido motivo de preocupación. Todo lo contrario. Un bebé gordito era signo de su buena salud y de tener una buena madre que le cuidaba de forma adecuada.
Piensan que cuando el nino crezca o llegara a la adolescencia, la grasa y el exceso de peso desaparecerían. Antes eso no era un problema, pero ahora lo es. Hoy en dia los ninos ingieren demasiada comida rápida y muchos no salen a caminar NI para ir al colegio.
Los padres son quienes pueden cambiar esa rutina. El problema no es que coman, sino el tipo de comida que consuman y la cantidad. Ademas hay que motivarlos a hacer ejercicios, correr, caminar, o sea, que sean fisicamente activos.
Muy buen post Majarete!